Gastronomia

Cómo crear un cóctel para incluirlo en la carta de tu bar

Un bartender que se restringe a servir copas y no tiene inquietud por probar con recetas, ingredientes y técnicas no es un bartender completo. Al fin y al postre una de las cosas que distinguen a un buen barman de otro inusual es la capacidad para crear, desarrollar nuevas versiones de recetas tradicionales y crear mezclas sorprendentes. Y uno de los escenarios donde se plasman estas creaciones es la carta de cócteles. ¿Quién no desearía inventar un coctel que poder ofrecer en su bar?

No obstante, en el momento de hacer esta labor hay una serie de requerimientos que muchos profesionales de la barra no tienen presente y que, con el tiempo, pueden hacer de esa activa de crear recetas renovadoras en una causa de cierre para sus negocios como un curso de cocteleria, o un mas avanzado curso de bartender profesional. Por lo menos de este modo lo veo , y como este weblog es una extensión de mis opiniones y profesionales en torno a la coctelería, permitidme que los comparta con vosotros.

1- Todo es cuestión de gustos… mas no los tuyos, sino más bien los de tus clientes del servicio
Uno de los primordiales fallos en el momento de incluir en la carta de cócteles una receta de autor es meditar que si te agrada y te semeja inusual, el resto del planeta lo va a estimar igual. Y no es de este modo. Un bar es un negocio, y como tal la rentabilidad del mismo dependerá de cuánto le guste a tus clientes del servicio lo que le sirvas y de qué manera se lo sirvas. Es posible que esa mezcla que te has sacado de la manga con brandy infusionado y espuma de hielo de bergamota te sepa a gloria, mas si a la mayor parte de tus clientes del servicio no les resulta atrayente no existe nada que hacer. De ahí que mi primera recomendación es que pienses en quiénes son tus clientes del servicio.

dos- Un coctel es una experiencia que debe ir acorde a tu local
¿Verdad que carece de sentido que un restaurant de polígono industrial ofrezca caviar iraní en un menú a diez euros? Puesto que con los cócteles sucede lo mismo. Si tu barra está en una disco al aire libre que vende mojitos como churros no te empeñes en colar esa receta de ponche caliente que ideaste el pasado día. No va a funcionar por el hecho de que no va acorde con las experiencias que ofreces en tu local. Tus clientes del servicio van a danzar y a gozar con tragos refrescantes, con lo que es mejor que procures algo que vaya en esa línea.Cóctel con ginebra Nº3: Tres pasiones

tres- Cuida (y mucho) el costo de los ingredientes
Cuando vayas a crear un coctel para incluirlo en la carta de tu local deberías tener a mano la calculadora al lado de la coctelera, el jigger y el bloc de notas. No olvides que no se trata de crear una receta para presentarla a un concurso de coctelería, sino más bien para incluirla en la carta de tu local. Por ende debes cuidar el costo de costo de los ingredientes. Una alternativa aconsejable es partir del costo máximo de venta al que puedes poner un coctel y emplear la fórmula del treinta y tres por ciento . Si, por servirnos de un ejemplo, tus clientes del servicio no admitirían abonar más de nueve euros por un coctel, procura que el costo de preparación del mismo no supere los tres euros (el treinta y tres por ciento del costo final). ¿Tiene sentido gastarte ocho euros en un coctel por el que cobrarás nueve euros?

cuatro- El tiempo es oro… tanto el tuyo como el de tus clientes del servicio
En los concursos de coctelería el jurado te da 5, 6, 7 y hasta diez minutos a fin de que expliques y realices tu coctel. Mas en tu establecimiento no deberías tardar más de 2 minutos en preparar un coctel. De ahí que, antes que incluyas tus recetas en la carta de tu establecimiento examina cuánto se tardan en preparar. Si para realizar un coctel precisas encadenar una larga serie de pasos que implican un tiempo sobre los 3 minutos es mejor que pruebes con otra cosa. ¿Te imaginas si múltiples clientes del servicio al unísono te solicitan una de esas recetas que tardan 6 minutos en estar listas y servidas? Cada minuto de más que empleas en servir un coctel es un minuto que no le dedicas a otro usuario que está aguardando en el otro extremo de la barra.

cinco- El mejor estudio de mercado está en tus paisanos
Este consejo no es mío, sino más bien de Fermín Román: el mejor estudio de mercado que puedes hacer para saber si tu coctel va a tener éxito es dárselo a probar sin coste a tus clientes del servicio más frecuentes, esos a los que todos llamados “los parroquianos”. En muchas ocasiones vacilamos de si la receta X agradará más que la Y. ¿De qué manera solucionar la duda? Fácil: invita a ciertos clientes del servicio fieles a que lo prueben. Diles que terminas de crear esa receta, que quizá la incluyas en la carta mas que ya antes te agradaría saber qué les semeja. Además de conocer de primera mano una opinión válida lograrás fidelizarles, puesto que se van a sentir muy agradecidos por el ademán. Eso sí, no se te ocurra cobrarles.

seis- Utiliza ingredientes que tengas a mano
Procura no decirle jamás a un cliente del servicio que no puedes prepararle el coctel que te ha pedido por el hecho de que te falta un ingrediente. Y más cuando ese ingrediente es tan extraño que solo lo utilizas particularmente para preparar ese coctel y que llevas semanas sin adquirir por el hecho de que absolutamente nadie te solicita que prepares ese trago. Es mejor que uses ingredientes frecuentes, de los que siempre y en todo momento tienes a mano en tu establecimiento en vez de apostar por exotismos que van a amontonar polvo en la estantería hasta el momento en que a un usuario le dé por solicitar esa receta específica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *