Uncategorized

Me quiero comprar una impresora, ¿qué debo tener en cuenta?

Si bien cada vez utilizamos más datos y documentos en formato digital, imprimir ciertos de estos documentos sigue siendo imprescindible en tareas del archivo, comunicación, notificaciones oficiales, proyectos escolares y profesionales, fotos, etc.

En el momento de adquirir una impresora hay que tener en cuenta muchas cosas, alén de aspectos evidentes como la calidad de impresión o el género de impresora.

Como ocurre en otros mercados como el de las consolas, la inversión más esencial no la llevas a cabo en el hardware, que te lo venden prácticamente a costo de costo, e incluso por debajo. En nuestros días puedes comprar una impresora decente. ¿Dónde está el negocio? No en la impresora, sino en la tinta. El mayor gasto de una impresora es la tinta, por eso debes tomar en consideración aspectos como el número de cartuchos que lleva, su coste, o bien el consumo.

Me quiero comprar una impresora, ¿qué debo tener en consideración?
Otras resoluciones que hay que tomar es el tamaño del papel, la velocidad de impresión, si deseas una impresora multifunción, y mucho más. Vamos a echar un vistazo a todos estos aspectos, para tomar las resoluciones correctas en el momento de adquirir un impresora.

El tipo de impresora
Para seleccionar la impresora que más te es conveniente, lo más práctico es aplicar filtros partiendo de los conceptos más generales, a los más concretos. La primera resolución importante debe ver con el tipo de impresión: inyección de tinta o bien láser. Ambas tienen sus ventajas y también inconvenientes.

Inyección, láser… o bien LED
Las impresoras de inyección de tinta son económicas y ofrecen una buena calidad a la hora de imprimir documentos. También obtienes los mejores resultados con las fotos si la calibras bien y usas papel fotográfico. En este aspecto es superior a la impresora laser.

Entre sus desventajas, son más lentas que las láser. También consumen más tinta, aunque reponerla es más barato, pero tienes que hacerlo más con frecuencia.

En los últimos tiempos han empezado a popularizarse las impresoras de tinta recargable, como la gama EcoTank de Epson. Canon y HP también dispone de modelos similares. Usan unas botellas de tinta que se utilizan para recargar unos tanques que hay en la propia impresora. En este vídeo puedes ver de qué forma funcionan:

Son bastante más caras que las impresoras estándar (a partir de doscientos euros), mas a cambio la tinta dura mucho más y conforme los fabricantes reducen un setenta y cinco por ciento los costos de tinta… si imprimes mucho. Son interesantes en entornos de oficina o bien si tienes que imprimir muchas fotografías, que es lo que más tinta consume.

Las impresoras láser son algo más caras mas asimismo imprimen mucho más veloz, y y tienen un ciclo vital más largo. Consumen menos tinta (realmente emplean polvo) que las de inyección, pero el tóner de repuesto demanda un mayor desembolso. Son las más convenientes si debes imprimer muchos documentos, y necesitas velocidad. Curiosamente, también es buena opción si imprimes poquísimo, puesto que al no utilizar tinta no se seca como en las impresoras de inyección.

Algunos modelo nuevos de impresora láser son impresoras led.

Me quiero adquirir una impresora, ¿qué debo tomar en consideración?Impresora láser LED
Utilizan luces led para cargar eléctricamente el tambor donde se adhiere el polvo que se emplea para imprimir. Son más compactas y silenciosas, y teóricamente consumen menos energía, mas salvo que imprimas mucho no lo vas a apreciar en la factura de la luz.

Recientemente se han puesto de tendencia las impresoras para móviles:

Impresoras portátiles que utilizan papel fotográfico individual y se comunican con el móvil por medio de una aplicación. Ofrecen fotografías de calidad y no necesitan tinta (viene en el propio papel) mas son caras, y solo pueden sacar fotos de un tamaño.

Calidad de impresión
La calidad de impresión de una impresora, con independencia de que sea de inyección o bien láser, se mide en ppp o dpi, o sea, puntos por pulgada. Como mayor sea este valor, más definición y detalle va a mostrar la impresión. Por ejemplo, los modelos más básicos imprimen a 1200 ppp (resolución horizontal). Los más profesionales superan los 4.000 ppp. Ojo pues muchas marcas engordan este dato escudándose en los reescalados. Cerciórate de que es resolución real.

Evidentemente, en la calidad de impresión no influye solo la resolución. También otros aspectos como la fidelidad del color, gamas de negros y grises, etc. Consulta reviews de las impresoras que te interesen.

¿Blanco y negro o bien color?
Asimismo debes decidir si deseas una impresora a color, en en blanco y negro. Si solo vas a imprimir documentos de texto, o es una impresora casera para tareas sencillas como imprimir cartas, dibujos para los pequeños, proyectos escolares, etcétera puede servir con una en blanco y negro. En la actualidad los costes se han igualado mucho, pero como siempre y en toda circunstancia lo que hay que valorar es el precio de la tinta. Una impresora en color demanda cuando menos tres cartuchos de color y otro negro.

Impresoras multifunción
La mayoría de las impresoras, salvo las más asequibles, incluyen un escáner, con capacidad para fotocopiar (o sea, escanear e imprimir en una sola acción). Ya antes era un complemento indispensable, por ejemplo para escanear documentos y transformarlos a PDF, y de este modo enviarlos por Internet. Hoy en día esta función puede llevarla a cabo el móvil inteligente. Existen apps que retratan un documento y lo convierten a PDF, fotografía, etcétera El escánear de la impresora acostumbra a ofrecer mejores resultados (por ejemplo a la hora de centrar el documento) y más resolución, pero en la actualidad no es algo indispensable como hace unos años.

Me quiero adquirir una impresora, ¿qué debo tener en consideración?
Si la impresora que te resulta de interés incluye escáner, echa una ojeada a su resolución, los más básicos acostumbran a emplear mil doscientos ppp o bien ppi (puntos por pulgada), mas si buscas un buen escáner profesional tienes que subir por lo menos hasta los 4.800 ppp.

Ten en cuenta que las multifunción más baratas demandan introducir las hojas en el escáner, una a una, levantando la tapa. Las más avanzadas disponen de una bandeja automática que permite introducir varias hojas para fotocopiarlas de forma automática, sin que tengas que ir una a una. Ciertas también usan un escáner dual que deja escanear las 2 caras de una hoja al tiempo.

Las impresoras que solo imprimen son más asequibles y menos propensas a sufrir fallos, al tener menos componentes.