Uncategorized

Franquicias: concepto, claves y principios de éxito – Mega guía

En esta guía encontrarás todo cuanto precisas saber sobre las franquicias a fin de que, como franquiciador o bien franquiciado, alcances el éxito. Pueden ser on-line, off line…, pero sobre todo cuanto hace falta es que rentables y de éxito, ¿cierto??, ¿te animas?

Y puestos a comenzar, ¿por dónde lo hacemos?

Pues por el principio; ¡vamos allí!

¿Qué es una franquicia, qué son las franquicias?
Una franquicia es una forma de negocio en el que una persona o bien empresa (el franquiciador o bien franquiciante) cede a otra (el franquiciado o bien franquiciatario) el derecho de explotación de su sistema de negocio a cambio de una contraprestación económica.

Esta contraprestación acostumbra a estar formada por una cuota inicial y unas regalías. La cuota es la cantidad de dinero que el franquiciado paga al franquiciador para adquirir el permiso para utilizar su marca y forma de trabajar. Las regalías son la tarifa que paga cada mes por estar usando ese sistema de negocio.

A fin de que lo veas más claro, pongamos un ejemplo:

Yo tengo un negocio de hamburguesas. Tú deseas montar un restaurant usando mi marca, mi publicidad, mi prestigio, etcétera, con lo que decides montar una franquicia utilizando mi nombre.

Para ello, firmamos un contrato, yo te facilito el logo, los proveedores, etc. y me pagas una cuota inicial. Además de esto, al final de mes, me pagas una comisión del veinte por ciento de tus ingresos.

Claro, ¿cierto??

¿Cuáles son, por ende, los elementos esenciales de una franquicia?
Esos elementos son los que determinan la relación contractual entre las partes, y en esencia vendrían a ser los siguientes:

Franquiciador
La persona física o jurídica que posee una marca y un know how propios y decide cederlos a otra persona (el franquiciado) a cambio de una retribución económica.

Franquiciado
La persona física o jurídica que pone en marcha su empresa en asociación con el franquiciador, lo que le deja emprender un negocio cuyo éxito ha sido comprobado, reduciendo de esta manera el peligro al que se enfrenta.

Marca
El baluarte del negocio, la clave. El franquiciador posee la propiedad de una marca y cede su uso al franquiciado, que deberá usarla de conformidad con la identidad corporativa y a las instrucciones pertinentes.

Know how
El savoir faire, es decir, los procesos, sistemas y normativas propios de la marca. Tras ésta, afirmaría que es el segundo propio más importante del negocio, la clave para que la franquicia sea rentable y de éxito. En general, el franquiciado recibirá un manual operativo con los procedimientos a seguir.

Contrato
El documento jurídico que determina la relación entre las partes, las cuales se unen para lograr el éxito de la franquicia. En este pacto estará reflejada la autorización del franquiciador para que el franquiciado utilice la marca y el know how de la compañía, aparte de la obligación de este último de respetar las peculiaridades distintivas del negocio.

Y ¿es fácil conseguir el éxito con una franquicia, es simple crear y expandir franquicias rentables?

Yo diría que ejemplos hay.

Ejemplos de franquicias de éxito y tipos de ellas
Existen multitud de franquicias que han tenido éxito. Puedes fijarte en ellas y en por qué razón han triunfado. Seguro que te ayuda a distinguir si tu idea es viable o bien no.

Vamos a hacer una clasificación y verás en cada tipo de franquicia un ejemplo de las que han sido rentables.

Aquí van.

Franquicias comerciales
Son aquellas en que el franquiciador cede a sus franquiciados los elementos precisos para la venta de productos o bien servicios al usuario final. Es un modelo muy extendido pues deja contestar de forma rápida negocios cuyo éxito ya ha sido comprobado, lo cual facilita enormemente la internacionalización de la empresa.

Un caso es la tienda de móviles Phone House.

Franquicias industriales
En un caso así, el franquiciador cede al franquiciado su know how (saber hacer), el derecho de fabricación, la comercialización de los productos, la marca, los procedimientos administrativos y la gestión.

Un caso es la Coca-Cola.

Franquicias de producción
El franquiciador fabrica los productos y el franquiciado los vende. En este contrato se acostumbra a obligar o los franquiciados a que distribuyan esos productos en exclusiva. De esta forma, el fabricante se asegura que su producción se va a vender.

Un ejemplo es la empresa de ropa Mango.

Franquicias de distribución
El franquiciador se dedica a revender los productos elaborados por otras empresas (sus franquiciados). En general, también emplea a otra red de franquiciados para la distribución. En este caso, actúa como una central de compras.

Dicho de otra forma: los franquiciados son los productores y venden sus productos al franquiciador. Este, a su vez, puede seleccionar entre venderlos o bien tener una serie de franquiciados distribuidores.

Un caso de esta clase es la cadena francesa de supermercados Intermarché.

Franquicias de servicio
Las que tienen por objeto la prestación de un servicio especializado, con lo que también cobra mucha relevancia el know how. El franquiciador, en un caso así, va a ofrecer y demandará al franquiciado una forma muy específica de prestar dicho servicio.

Un ámbito propicio a este tipo de franquicia es el de alquiler de coches. Por servirnos de un ejemplo, Avis.

Franquicias corner
Son aquellas en que el negocio se establece dentro de otro establecimiento. De esta forma se ahorran costes (agua, luz, alquiler del local…). Debe existir, para que ese modelo funcione, una afinidad entre la franquicia y el negocio en el que se sitúa.

Un ejemplo son los puestos de venta de carcasas para móviles que ves en los corredores de los centros comerciales.

Franquicias master o bien principal
Finalmente, este tipo de franquicia es un género de franquicia especial, en el que el franquiciador otorga al franquiciado primordial el derecho a explotar la franquicia en un territorio extenso a través de la asociación con otros franquiciados. Es el modelo que se acostumbra a emplear para exportar el negocio a otro país.

Un ejemplo es Alfa Inmobiliaria.

¿Has visto cuántos tipos de franquicias hay? Pues veremos ahora los derechos y obligaciones de las partes, puesto que en una franquicia, como en todo negocio, hay dos partes, dos situaciones intervinientes, cada una de ellas con sus derechos y obligaciones, que no solo los tienen, sino deben cumplirlos y respetarlos para que el negocio resulte rentable y de éxito para los dos.

Derechos y obligaciones en una franquicia
Estos son los derechos y obligaciones que marcan la relación entre las partes para el buen funcionamiento del negocio.

Derechos del franquiciador
Derecho a cobrar una cuota inicial y unas regalías por su marca y know how
Derecho a tomar las resoluciones estratégicas que considere oportunas.
Derecho a exigir al franquiciado el cumplimiento de las normas, la confidencialidad de los procesos internos y la utilización de los métodos de administración que desee.
Obligaciones del franquiciador
Estar anotado en el Registro de Franquiciadores o institución pertinente o que le sustituya.
Supervisar los stocks (si los hay) y la calidad de los productos o bien servicios.
Facilitar los proveedores y/o mercaderías necesarias al franquiciado.
Asesoramiento al mismo en lo que necesite.

Derechos del franquiciado
Derecho a usar la marca y know how mientras esté en vigor el contrato.
Derecho a contar con la asistencia del franquiciador para la puesta en marcha del negocio (por ejemplo, por medio de un manual operativo).
Derecho a percibir asistencia por la parte del franquiciador toda vez que sea preciso.
Derecho a que éste le provea los materiales precisos de cara al desarrollo de la actividad
Derecho a la exclusividad territorial en el negocio.
Obligaciones del franquiciado
Seguir los métodos y sistemas que marque el dueño de la franquicia
Mantener la confidencialidad de los procesos internos
Usar los distribuidores homologados
Respetar las reglas establecidas para el acondicionamiento del local, los métodos promocionales de la franquicia y cualquier otra característica o bien elemento distintivo de exactamente la misma.
Visto lo que, y por si acaso te estás animando, ¡¿Qué tienes que hacer para montar una franquicia?!

De qué manera montar una franquicia si deseas crear un negocio
Ahora que ya conoces lo que son las franquicias, sus tipos, elementos principales… puede que estés interesado en abrir una. ¿Qué debes hacer, por dónde comenzar?

Hay 2 grandes fases: la primera, la elección de la idea o bien franquicia en sí; la segunda, los pasos a dar para materializarla.

Ideas para crear una franquicia
Es posible que tengas muchas ideas en la cabeza. No obstante, no sabes cuál es más rentable, cuál tiene menos riesgo o bien demanda menor inversión.

En la actualidad, además de esto, se multiplican las opciones de negocios, ciertos de ellos absolutamente innovadores y de éxito, si bien supuestamente ridículos.

Para la labor de busca y selección existen plataformas que tienen registradas multitud de franquicias de muchos tipos.

Una de ellas es Franquiciator. Esta plataforma es un comparador de franquicias, portales de franquicias en el que puedes encontrarlas ordenadas por campos y otros criterios. Sirve tanto para emprendedores que desean ser franquiciados, como para propietarios de negocios que desean franquiciar exactamente el mismo.

Pasos para montar una franquicia
Estudia la aptitud del negocio
El sistema tradicional de planificación de negocios y empresas afirma que debes continuar estos 4 pasos:

Desarrolla la idea de negocio. ¿Qué venderás? ¿Dónde? ¿De qué forma? ¿A quién? ¿Qué lo hace diferente?
Ahora haz una investigación de ese negocio. Analiza a tu competencia.
Análisis DAFO. Conoce tus debilidades, amenazas, fortalezas y ocasiones.
Previsiones económicas. Especifica lo que prevés ingresas y gastar cada mes.
Esto, como digo, es lo que afirma el sistema tradicional de enseñanza. Yo, sinceramente, me lo suelo saltar todo bastante porque soy de otro modo de actuar y meditar, mas eso nos excede del tema de hoy. Otro día hablaremos…