Autos

Tipos de cadenas para nieve y cómo colocarlas

En invierno es fácil que la nieve nos sorprenda al volante o a la hora de ir a coger el coche, sobre todo en ciertas zonas de España. Por eso, conviene conocer los tipos de cadenas para coche que existen y cómo colocarlas en el vehículo

Existen las cadenas clásicas, hechas de metal, que habrás visto toda tu vida. Aportan una gran tracción y duran mucho, aunque su colocación es un poco más engorrosa. También están las llamadas cadenas de tela, que en realidad son unas fundas de nylon que se ponen en los neumaticos baratos o caros. Su instalación es más sencilla, pero se desgastan antes.

También existen las cadenas mixtas, que sustituyen las partes que se fabricaban tradicionalmente en metal por una goma muy resistente.

Cualquiera que sea el tipo de cadenas que tengas, debes colocarlas siempre en las ruedas motrices, según sea de tracción delantera o trasera. Si la tracción es a las cuatro ruedas, debes consultar el manual del vehículo. Además, las cadenas deben de ser de una medida que se ajuste a la de las cubiertas de tu coche.

Para colocarlas, debes tener en cuenta algunos factores en función del tipo de cadenas que quieras instalar:

– Cadenas de tela: desenróllalas primero para saber que las colocas por el lado correcto. Para empezar a montarlas debes hacerlo por el lado superior. El tejido debe ajustarse de manera que quede estirado y firme, acoplado sobre la banda de rodadura y los flancos de los neumaticos de manera correcta.

Una vez ajustada la parte superior, debes levantar el freno de mano para que la rueda gire sobre la funda. Entonces es cuando debes colocar las cadenas sobre el resto de la rueda. En cuanto notes que no hay nieve, retíralas en cuanto puedas porque se desgastan mucho al rodar sobre asfalto.

– Cadenas metálicas: estíralas al principio y comprueba que no hay enredos. Después debes estirar el cable de acero por detrás del neumático y engancharlo. Poco a poco, estira la cadena sobre la superficie de la banda de rodadura. Como ocurre con las de tela, debes desplazar un poco tu vehículo para poder colocar el resto de las cadenas en la cubierta y enganchar los tensores.

Conviene practicar un par de veces en el garaje para aprender a poner las cadenas, así tendrás más facilidad para instalarlas en medio de una nevada.

Recuerda que los neumaticos baratos de invierno no requieren el uso de cadenas, por lo que resultan ideales si en invierno conduces por lugares donde la temperatura en invierno no suele subir de los 7ºC.